El combo: crisis, incertidumbre y elecciones

Opina Carlos De Angelis *

El año electoral comienza con varios elementos que aumentan la incertidumbre habitual de los procesos políticos. Uno de ellos es la profundidad de la crisis económica, que siembra enormes dudas sobre las posibilidades del gobierno de revalidar su gestión. Otro dato es la disgregación de la oposición. Y el hecho de que la candidata que más votos reúne en ese espectro, la ex presidenta Cristina Fernández, es la que junta más respaldo individualmente y, al mismo tiempo, la que tiene más dificultades para sumar nuevas voluntades. El otro eje es que hay un 25% del electorado que no define sus preferencias y que las posibles opciones por el “medio” de la “grieta” no terminan de consolidarse.

En este marco, uno de los interrogantes centrales es qué ocurrirá con la provincia de Buenos Aires, donde reside el 40% del electorado nacional. Se ha planteado un debate dentro del macrismo respecto del adelantamiento de las elecciones bonaerenses. Para analizar todo este escenario, Replanteo consultó al sociólogo Carlos De Angelis, coordinador del Observatorio de Opinión Pública de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA.

“El adelantamiento en Provincia me parece que es más estratégica que táctica. En parte apunta a quebrar el espinazo peronista. No hablo de un tema de corto plazo, en esta elección, si no en el mediano plazo. Si saliera bien es un golpe total al peronismo. María Eugenia Vidal tuvo una victoria un poco azarosa, que se explica en buena medida por los errores de táctica electoral del peronismo. Es decir que el esqueleto político del peronismo, que es la provincia de Buenos Aires, sigue intacto. Al desdoblar, el macrismo supone que puede ganar varias intendencias del conurbano. Algo de eso pasó en la elección anterior, pero de modo medio circunstancial. Además Vidal podría conseguir mayoría en ambas cámaras, algo que a veces no se toma en cuenta”.

A la hora de analizar los efectos globales que podría tener la decisión, su impacto en el panorama nacional, De Angelis sostuvo: “Me despierta dudas la idea con la que el vidalismo le quiere vender a Mauricio Macri el desdoblamiento, sosteniendo que eso le va a dar un impulso ganador. La verdad es que te puede pasar incluso que a un sector de la clase media no le guste la idea de darle tanto poder al PRO. Y que quiera dividir el poder. Por eso creo que Marcos Peña y Macri no quieren. Hay una pulseada interna y no una estrategia común. Es una táctica muy peligrosa que no creo que vaya a salir. De hecho Macri quiere que vayan unificadas Capital y Provincia. Si se desdobla, el presidente queda muy lastimado”.

“El tema que también subyace es que Vidal piensa que si van unificadas puede perder -agregó el sociólogo-. Pero separar puede tener resultados paradójicos, incluso que gane el peronismo. Y eso sería un golpe mortal para el gobierno. La verdad es que no sabemos con certeza cuánto ha golpeado la política económica en la provincia de Buenos Aires. Eso no se detecta bien con las encuestas. Qué pasa en el conurbano profundo. Qué pasa en los pueblos del interior”.


“Desdoblar la elección bonaerense es muy riesgoso para el oficialismo. Puede tener resultados paradójicos, incluso que gane el peronismo. Y si eso sería un golpe mortal para el gobierno”


El clima social

Como se dijo al inicio de esta nota, el humor social en este año electoral está marcado por la crisis económica. En todas las encuestas aparece como principales temas de preocupación el desempleo y la inflación. En este contexto, ¿cuánto interés hay por las elecciones?

“Hay mucho, pero también con un gran desconcierto-remarcó De Angelis-. El sistema político funciona más dentro de sí mismo que como vínculo con la sociedad. Hay un distanciamiento. Hay un tercer sector social que se resiste a entrar en la polarización entre CFK y Macri. Hay un porcentaje alto que no quiere ir a votar o que votará en blanco. Lo que no sabemos tampoco es si no se está gestando un voto bronca. El gobierno abusa de su suerte. Quizás cree que porque no hay grandes manifestaciones contra el ajuste está todo bien y no es así. Puede ser demasiado autoindulgente”.

“Es cierto que no ha habido una reacción callejera tan pronunciada contra el ajuste-señaló el consultor-. Me parece que eso se debe a que mucha gente asocia movilizarse con volverse kirchnerista, entonces no se movilizan tanto. Ahora, el enojo en la sociedad está. Aumentar las tarifas el 27 de diciembre no es gratis. La bronca está. Lo que pasa es que no se lo quieren dar al kirchnerismo, que no lo capitalice. Se parte de la base de que si mañana salen cuatro millones de personas a la calle para protestar por el tarifazo eso ayuda al kirchnerismo. Es un fenómeno extraño, pero es así”.

Y la oposición

 Sobre la situación de la fragmentada oposición, el analista remarcó que “la mayoría de las encuestas dan que cerca de un 60% quiere votar una opción que no sea el oficialismo. Unidad Ciudadana tiene más o menos la mitad de eso. Hay mucha diversidad en el otro tercio. No es tan fácil sumar votantes. No son sumables de modo matemático. A mí me gusta tomar como ejemplo el caso español. Cuando Podemos se alió con Izquierda Unida perdieron un millón de votos, respecto de lo que sumaban antes de juntarse. A veces no funciona. Lo que podría funcionar es un frente amplio democrático o de unidad nacional con un programa moderado”.


“No es tan fácil sumar al 60% que quiere respaldar una opción opositora. Hay mucha diversidad en esos sectores. No es tan fácil sumar votantes. No son sumables de modo matemático”.


“A mí me parece que casi en cualquier escenario va a haber dos opciones opositoras-sostuvo De Angelis-. Por ejemplo, si Sergio Massa no fuera candidato, sus votantes, ¿acompañarían a Macri o a Cristina? Yo creo que se dividirían. En la sociedad no está instalado un sistema de partidos, donde los votantes respaldan al dirigente por disciplina partidaria. Me parece que el objetivo para la oposición sería acumular el voto castigo porque la situación del país es muy mala. La pregunta para ese espectro político es si Cristina puede hacer eso o tiene que hacerlo otra figura”.

* Sociólogo, Coordinador del Centro de Estudios de Opinión Pública de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA.


 

Share

Una respuesta a “El combo: crisis, incertidumbre y elecciones”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *